¡El Sí a Dios de la Madre del Salvador!… 👍❤️🙏😚😇🌟💫

IMG_20210325_205607_070

 

“Yo sentía muy fuertemente que aquella noche el Señor esperaba algo de mí, así que le dije a todo que sí. Y entonces fue cuando ocurrió, allí estaba él, hermoso, brillante, dulce y lleno de paz, era el ángel Gabriel. Cuando empezó a hablar me asusté un poco porque lo que me dijo me dejó perpleja: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”, Él se dio cuenta y en seguida intentó tranquilizarme: “No temas María porque has hallado gracia delante de Dios, vas a concebir en el sueño y vas a dar a luz un hijo a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor adiós le dará el trono de David su padre, reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin”. La verdad no eran palabras muy tranquilizadoras, sin embargo, acostumbrada a decir sí a lo que Dios me pidiera, ni pensé en el lío en que me metía ni en las consecuencias ya que estaba casada con José. Le pregunté ¿cómo ocurrirá ésto, puesto que no conozco varón?. Para mí era importante, ya que quería resolver si no me vería forzada a nada impropio de una joven honesta. Dios no podía haber estado sembrando en mi alma durante toda mi vida una necesidad de pureza y de consagración para después llevarme por otros caminos. A lo que el ángel Gabriel respondió despejando todas mis dudas. Me explicó que yo seguiría manteniendo mi virginidad. El ángel de nuevo volvió a hablar, quizá pensaba que todavía tenía dudas, añadiendo lo de mi prima Isabel. Yo no hubiera necesitado ese argumento porque ya estaba decidida. Así que para evitar que sospechara de mi voluntad de aceptar lo que Dios me pedía, me precipité a decirle lo que estaba diciendo mi corazón desde el primer momento, una especie de consentimiento matrimonial, un “Si quiero”. Le dije, “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”. Entonces Gabriel me sonrió y se fue. Durante todo el tiempo que duró nuestro encuentro fue como si él hubiera estado nervioso, más aún que yo. Era su actitud, la de expectación, la de aquel que teme que se pueda rechazar su petición, después comprendí que no sólo era él sino la creación entera la que estaba pendiente de mis labios aquella noche de primavera”. (Texto tomado del libro: “Evangelio Secreto de la Virgen María” del Padre Santiago Martín) #25DeMarzo #DíaDeLaAnunciaciónEncarnación #ÁngelGabriel #VirgenMaría #SíDeMaría #Paz #Fe #Esperanza #Amor #Evangelización2.0 #DiosUnoYTrinoYLaVirgencitaSonBuenos 👍🏻❤️🙏🏻😘😇🌟💫

Los comentarios están cerrados