Oraci贸n de San Juan Pablo II a la Virgen de Czestochowa!… 馃憤馃挒馃檹馃懠馃槡馃槆馃槉馃尲馃専馃挮

IMG_20190826_213615_916

 

San Juan Pablo II siendo Papa, dedic贸 una hermosa oraci贸n a la Madre de Dios en esta hermosa Advocaci贸n. Aunque ha pasado mucho tiempo de ese acontecimiento, muchos de sus ruegos hag谩moslo en este momento, invocando su protecci贸n y poderosa intercesi贸n por la Salvaci贸n del Mundo Entero:

Madre de Jasna G贸ra y Reina, vengo hoy a ti en una peregrinaci贸n de fe, para darte gracias por tu incesante protecci贸n sobre toda la Iglesia y sobre m铆, especialmente durante los cincuenta a帽os de mi sacerdocio y durante los a帽os de mi servicio en la sede de Pedro. Con gran confianza vengo a este santo lugar, en la colina de Jasna G贸ra, tan querida a mi coraz贸n, para exclamar una vez m谩s: Madre de Dios y nuestra, te doy gracias porque eres la Estrella polar de la construcci贸n de un futuro mejor para el mundo; porque eres Patrona de la edificaci贸n de la civilizaci贸n del amor en todo el g茅nero humano. Madre, te lo pido humildemente, rodea con tu protecci贸n maternal los d铆as y los a帽os que nos faltan a煤n para el a帽o 2000. Encomiendo a tu intercesi贸n la preparaci贸n para el gran jubileo del cristianismo. Ayuda a todas las naciones del mundo a comenzar el nuevo milenio en uni贸n con Cristo, Rey de los siglos.

Madre de la Iglesia, Virgen auxiliadora, en la humildad de la fe de Pedro, traigo a tus pies a toda la Iglesia, todos los continentes, pa铆ses y naciones, que han cre铆do en Jesucristo y han reconocido en 茅l el estandarte que los gu铆a en el camino a trav茅s de la historia. Te traigo, oh Madre, a la humanidad entera, incluso a los que a煤n est谩n buscando el camino hacia Cristo. S茅 t煤 su gu铆a; ay煤dales a abrirse al Dios que viene. Te traigo, en mi oraci贸n, a los pueblos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, y encomiendo a tu solicitud maternal todas las familias de las naciones. Madre de la fe de la Iglesia, de la misma forma que, en el cen谩culo de Jerusal茅n, permanec铆as en oraci贸n con los disc铆pulos de Cristo, as铆 tambi茅n hoy permanece con nosotros en el cen谩culo de la Iglesia hacia el segundo milenio de la fe y alc谩nzanos la gracia de abrirnos al don del Esp铆ritu de Dios.

Templo del Esp铆ritu Santo, hoy, en el santuario de Jasna G贸ra, te doy gracias por todo el bien que ha entrado a formar parte de mi naci贸n en a帽os de profundas transformaciones. Durante mi primera peregrinaci贸n a la patria, rec茅 para que sobre ella se derramara el Esp铆ritu Santo, invocando: 芦Descienda tu Esp铆ritu, y renueve la faz de la tierra, de esta tierra禄 (Homil铆a durante la misa en la plaza de la Victoria, de Varsovia, 2 de junio de 1979). M谩s tarde, visit茅 Polonia con las tablas del Dec谩logo. Aqu铆 convoqu茅 tambi茅n a los j贸venes del mundo entero. Siempre he vuelto a mi patria por una necesidad del coraz贸n, trayendo un mensaje de fe, esperanza y caridad.

La historia de nuestra patria sobre el V铆stula est谩 marcada por el testimonio de la fe de san Adalberto, y tambi茅n por el de tantos santos polacos y candidatos a los altares, y tambi茅n por el esfuerzo de muchas generaciones, que consolidaban la Polonia fiel a Cristo. Durante diez siglos hemos sido una naci贸n bautizada, fiel a ti, a tu Hijo, a su cruz y al Evangelio, a la santa Iglesia y a sus pastores.

Vengo hoy a ti, oh Madre, para exhortar a mis hermanos y hermanas a perseverar en uni贸n con Cristo y su Iglesia, para estimular a emplear con sabidur铆a la libertad reconquistada, con el esp铆ritu de lo m谩s hermoso de nuestra tradici贸n cristiana.

Reina de Polonia, recordando con gratitud tu protecci贸n maternal, te encomiendo mi patria, las transformaciones sociales, econ贸micas y pol铆ticas, que se producen en ella. Que el deseo del bien com煤n supere el ego铆smo y las divisiones. Que todos los que prestan un servicio p煤blico vean en ti a la humilde esclava del Se帽or, aprendan a servir y a reconocer las necesidades de sus compatriotas, como hiciste t煤 en Can谩 de Galilea, para que Polonia se convierta en una naci贸n donde reinen el amor, la verdad, la justicia y la paz. Que sea glorificado en ella el nombre de tu Hijo.

Hija fiel del Padre eterno, Templo del amor que abarca el cielo y la tierra, te encomiendo el servicio de la Iglesia en el mundo, que tiene tanta necesidad de amor. Madre de Dios, Madre del Hijo unig茅nito, que nos dio como principio de vida el mandamiento nuevo del amor, alc谩nzanos que nos convirtamos en constructores de un mundo solidario, en el que la paz prevalezca sobre la guerra, y el amor a la vida sustituya a la civilizaci贸n de la muerte.

Que el Congreso eucar铆stico internacional en tierra polaca sea para todas las naciones el inicio de un milagro de transformaci贸n en el esp铆ritu de la libertad, tra铆da por el Evangelio de Cristo. Que la humanidad se ponga con decisi贸n del lado de Dios, al que pertenece el mundo entero.

Madre de la unidad y de la paz, afianza el v铆nculo de comuni贸n en la Iglesia de tu Hijo, reaviva los compromisos ecum茅nicos, para que todos los cristianos, en virtud del Esp铆ritu Santo, se transformen en una familia de hermanos y hermanas de Jesucristo, 煤nico Salvador del mundo, ayer, hoy y siempre (cf.聽Hb聽13, 8).

Virgen, Madre de Dios, ay煤danos a entrar en el tercer milenio del cristianismo por la puerta santa de la fe, la esperanza y la caridad.

Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen Mar铆a, acepta nuestra confianza, robust茅cela en nuestro coraz贸n y pres茅ntala ante el rostro del Dios 煤nico en la sant铆sima Trinidad. Am茅n!… #Oraci贸n #NuestraSe帽oraDeCzestochowa #PatronaDePolonia #MadreDeDios #MadreNuestra #MadreUniversalDeLaIglesia #Lunes26deAgosto #InicioDeSemanaDeLaManoDeDiosYNuestraMadreSanta #Fe馃槉 #Esperanza馃檶 #Amor馃挒 #Evangelizaci贸n2.0馃摬 #LaVirgencitaYDiosYTrinoSonBuenos馃憤馃挒馃檹馃槡馃槆馃槡馃懠馃槡馃懠馃槡馃懠馃挅馃槉馃尲馃専馃挮

Los comentarios est谩n cerrados