¿Qué es el Sacramento de la Confesión?… 🙏💞🙏🌼🌟💫👇

IMG_20180128_164944_171

 

La Confesión o Reconciliación es el Sacramento mediante el cual Dios nos perdona los pecados cometidos después del Bautismo y recuperamos la vida de gracia, es decir, la amistad con Dios.

Es la gran oportunidad que tenemos para acercarnos de nuevo a Dios que es nuestra verdadera felicidad.
La confesión no es un sacramento de tristeza, sino de alegría, es el sacramento del hijo arrepentido que vuelve a los brazos de su Padre.
No es el Sacramento del final de nuestra vida, sino el que nos da la oportunidad de empezar una nueva vida cerca de Dios!…

Qué difícil es perdonar. Cuánto nos cuesta a veces reconciliarnos con alguien que nos ha mentido, traicionado, calumniado, que nos ha causado dolor y que algunas veces no tiene ninguna intención en reparar el daño hecho.
El corazón de Jesús tiene una lógica totalmente diferente, totalmente a contracorriente. Dios ama perdonar y como buen Padre quiere que todos sus hijos seamos felices y que alcancemos el cielo.
Tanto es así, que ha hecho hasta lo imposible para que esto pase. Dios se hizo hombre, murió en una Cruz, nos envió el Espíritu Santo y con ello nos dejó los sacramentos para que podamos salvarnos.
Nosotros, en la medida en que acogemos esto que se nos ha dado, vamos viviendo cada uno nuestro propio proceso de conversión, es decir, cambio de vida, y la primera llamada la recibimos en el Bautismo.
Pero aquí el camino recién comienza ya que Jesús nos invita a ser mejores cristianos, a buscar ser santos en la vida cotidiana.

Pero este camino de conversión a veces se hace muy difícil, cuesta arriba, y nos sentimos débiles, sin ganas de seguir adelante o tomar otra alternativa. Pero eso Dios lo sabe y va caminando junto a nosotros.
Es más, Jesús vino especialmente a buscar a la oveja perdida en la ruta y hace una fiesta en el cielo cuando uno de ellos vuelve. Es de ese mismo deseo (del corazón) de Dios, de atraer a todos los pecadores y regalarles su perdón, que brota el sacramento de la Confesión.
Dios toma las manos y las palabras del sacerdote para llegar a nuestro corazón, para transformarlo, y para que podamos experimentar su inagotable perdón y ternura.
Así, sintiéndonos acogidos y abrazados por su amor podemos expresar con confianza y verdadero arrepentimiento todos nuestros pecados y así poder sanar nuestras heridas.
Suena a un gran regalo ¿o no? Bueno, ¿Qué estás esperando para recibirlo?

1455 La confesión de los pecados (acusación), incluso desde un punto de vista simplemente humano, nos libera y facilita nuestra reconciliación con los demás. Por la confesión, el hombre se enfrenta a los pecados de que se siente culpable; asume su responsabilidad y, por ello, se abre de nuevo a Dios y a la comunión de la Iglesia con el fin de hacer posible un nuevo futuro.

1458 Sin ser estrictamente necesaria, la confesión de los pecados veniales, sin embargo, se recomienda vivamente por la Iglesia. En efecto, la confesión habitual de los pecados veniales ayuda a formar la conciencia, a luchar contra las malas inclinaciones, a dejarse curar por Cristo, a progresar en la vida del Espíritu. Cuando se recibe con frecuencia, mediante este sacramento, el don de la misericordia del Padre, el creyente se ve impulsado a ser él también misericordioso.

1491 El sacramento de la Penitencia está constituido por el conjunto de tres actos realizados por el penitente, y por la absolución del sacerdote. Los actos del penitente son: el arrepentimiento, la confesión o manifestación de los pecados al sacerdote y el propósito de realizar la reparación y las obras de penitencia.

Frases Papa Francisco acerca de la Confesión:

“Cuando yo voy a confesarme, es para sanarme: sanarme el alma, sanarme el corazón por algo que hice que no está bien”.

“El confesionario no es ni una “lavandería” que elimina las manchas de los pecados, ni una “sesión de tortura”, donde se infligen golpes. La confesión es, más bien, un encuentro con Jesús donde se toca de cerca su ternura. Pero hay que acercarse al sacramento sin trucos o verdades a medias, con mansedumbre y con alegría, confiados y armados con aquella “bendita vergüenza”, la “virtud del humilde” que nos hace reconocer como pecadores”.

“Queridos jóvenes, no os avergoncéis de llevarle todo, especialmente las debilidades, las dificultades y los pecados, en la confesión: Él sabrá sorprenderos con su perdón y su paz. No tengáis miedo de decirle «sí» con toda la fuerza del corazón, de responder con generosidad, de seguirlo. No os dejéis anestesiar el alma, sino aspirad a la meta del amor hermoso, que exige también renuncia, y un «no» fuerte al doping del éxito a cualquier precio y a la droga de pensar sólo en sí mismo y en la propia comodidad”.

Frases Benedicto XVI acerca de la Confesión:

“Alimentad constantemente la unión con el Señor en la oración y con la recepción frecuente de los sacramentos, especialmente de la Eucaristía y la Confesión”.

“Dios viene a «mendigar» el amor de su criatura. Esta tarde, al acercarnos al sacramento de la confesión, podréis experimentar el «don gratuito que Dios nos hace de su vida, infundida por el Espíritu Santo en nuestra alma para sanarla del pecado y santificarla»”.

“Además, la confesión íntegra de los pecados educa al penitente en la humildad, en el reconocimiento de su propia fragilidad y, a la vez, en la conciencia de la necesidad del perdón de Dios y en la confianza en que la Gracia divina puede transformar la vida”.

“Para responder a la vocación a través de uno de estos caminos, sed generosos; tratando de ser cristianos coherentes, buscad ayuda en el sacramento de la confesión y en la práctica de la dirección espiritual. De modo especial, abrid sinceramente vuestro corazón a Jesús, el Señor, para darle vuestro “sí” incondicional”.

“Con corazón contrito confesemos nuestros pecados, proponiendonos seriamente no volverlos a cometer y, sobre todo, seguir siempre el camino de la conversión”.

Frases San Juan Pablo II acerca de la Confesión:
“La confesión sacramental no constituye una represión, sino una liberación. Tened pues la valentía del arrepentimiento. ¡Esto os hará libres!”.

“Confesamos nuestros pecados a Dios mismo, aunque en el confesionario los escucha el hombre-sacerdote”.

“Si somos verdaderamente discípulos y confesores de Cristo, que ha reconciliado al hombre con Dios, no podemos vivir sin buscar, por nuestra parte, esta reconciliación interior. No podemos permanecer en el pecado y no esforzarnos para encontrar el camino que llega a la casa del Padre, que siempre está esperando nuestro retorno”.

“Los confesamos a Dios mismo, aunque en el confesionario los escucha el hombre-sacerdote. Este hombre es el humilde y fiel servidor de ese gran misterio que se ha realizado entre el hijo que retorna y el Padre”.

“Después de experimentar este nuevo nacimiento interior, el orante se transforma en testigo; promete a Dios “enseñar a los malvados los caminos” del bien, de forma que, como el hijo pródigo, puedan regresar a la casa del Padre. Del mismo modo, san Agustín, tras recorrer las sendas tenebrosas del pecado, había sentido la necesidad de atestiguar en sus Confesiones la libertad y la alegría de la salvación”.

“En efecto, a través de la confesión de las culpas se le abre al orante el horizonte de luz en el que Dios se mueve. El Señor no actúa sólo negativamente, eliminando el pecado, sino que vuelve a crear la humanidad pecadora a través de su Espíritu vivificante: infunde en el hombre un “corazón” nuevo y puro, es decir, una conciencia renovada, y le abre la posibilidad de una fe límpida y de un culto agradable a Dios”. (By: Departamento Editorial del CEC) #SacramentoDeLaConfesión #PerdónDeLosPecadosMortalesYVeniales #BorrónYCuentaNueva #PropósitoDeEnmienda #Renovación #Purificación #PerdónDelSeñor #RegaloDeDios #Paz #Amor #DiosEsAmor #TiempoDeReflexiónYCorrección #BienComún #Crecimiento #Superación #Trascendencia #Evolución #Evangelización2.0 #ResponsabilidadSocial #VienenMejoresTiempos #NuevosTerrenos #LaVirgencitaYDiosUnoYTrinoSonBuenos 👍💞🙏⛪🚥📃📄🚥😚👼😚👼😚👼😚😇👉👪✌💓😊🌼

Los comentarios están cerrados