De los Siete Pecados Capitales 馃憠 La Soberbia!… 馃檹馃挒馃檹馃尲馃専馃挮馃憞

IMG_20180122_193534_084

 

1. Soberbia u Orgullo: Consiste en una estima de s铆 mismo, o amor propio indebido, que busca la atenci贸n y el honor y se pone uno en antagonismo con Dios (Catecismo Iglesia Cat贸lica 1866).

Del Escrito de Santo Tom谩s de Aquino sobre el #PrimerPecadoCapital nos ense帽a que: 鈥淟a Soberbia, puede considerarse como difundi茅ndose por todos los dem谩s pecados. Bajo este aspecto, posee una cierta generalidad en cuanto que de la soberbia pueden nacer todos los pecados de una doble forma. Primero, de un modo directo, en cuanto que otros pecados se ordenan al fin de la soberbia, que es la propia excelencia, a la cual puede ordenarse todo cuanto se desea desordenadamente. En segundo lugar, indirectamente, removiendo los obst谩culos, en cuanto que por la soberbia el hombre desprecia la ley divina que le impide pecar, seg煤n lo que se dice en Jr 2, 20: Quebraste tu yugo, rompiste tus coyundas y dijiste: no servir茅.

La soberbia impide el conocimiento de la verdad, dado que el soberbio no somete su entendimiento a Dios para conocer la verdad por El, seg煤n se dice en Mt 11, 25: Escondiste estas cosas a los sabios y prudentes, es decir, a los soberbios, que se creen sabios y prudentes, y las revelaste a los peque帽uelos, es decir, a los humildes. Tampoco se digna aprender de los hombres, aunque se dice en Si 6, 34: Si inclinas el o铆do, oyendo con humildad, aprender谩s la doctrina.

En segundo lugar, existe otro conocimiento de la verdad, que es el afectivo. La soberbia lo impide directamente, ya que los soberbios, al deleitarse en su propia excelencia, sienten fastidio por la excelencia de la verdad. As铆, dice San Gregorio en XXXIII Moral: Los soberbios perciben ciertos misterios mediante el entendimiento y no pueden experimentar su dulzura; y, si saben c贸mo son, ignoran qu茅 sabor tienen. Por eso se dice en Pr 11, 2: Donde hay humildad, all铆 hay sabidur铆a.

San Gregorio, dice: La soberbia es un signo evident铆simo de los reprobos; por el contrario, la humildad lo es de los elegidos.

La soberbia se opone a la humildad, la cual considera propiamente la sujeci贸n del hombre a Dios, como dijimos antes (q.161 a.1 ad 5). De ah铆 que, por el contrario, la soberbia considere propiamente la falta de dicha sujeci贸n, en cuanto que alguien se exalta por encima de lo que la regla o medida divina le ha asignado. Contra esto dice el Ap贸stol: Nosotros no nos gloriamos hasta el infinito, sino seg煤n la medida con que Dios nos ha medido. Por eso se dice en Si 10, 14: El principio de la soberbia humana es apartarse de Dios, es decir, se considera como ra铆z de la soberbia el hecho de que el hombre, en alguna medida, no se somete a Dios ni a su regla. Ahora bien: es claro que el no someterse a Dios es pecado mortal, porque equivale a apartarse de El.

La Glosa comenta a prop贸sito del salmo 118, 51: Los soberbios obraban mal en todos sus actos: El pecado mayor del hombre es la soberbia.

San Gregorio, considerando su influjo universal sobre todos los vicios, la consider贸 reina y madre de todos los vicios. Por eso dice en XXXI Moral: La soberbia, reina de los vicios, cuando se apodera del coraz贸n lo entrega a los siete vicios capitales como si fueran capitanes de un ej茅rcito devastador, de los cuales nacen otros muchos vicios.

La Soberbia como se ha se帽alado, se vence con la de la Virtud de la Humildad:

Algunos de los grados de humildad seg煤n Bernardo (q.161 a.6) son:
馃憠 El primer grado de humildad es mostrarse siempre humilde de coraz贸n.
馃憠 Hablar poco, y en tono sencillo. A 茅l se opone la altaner铆a, por la que el hombre habla de todo con soberbia.
馃憠 Confesar los pecados propios, y a 茅l se opone la defensa de los pecados.
馃憠 La obediencia, a la que se opone la rebeli贸n.
馃憠 Que el hombre no se deleite en hacer su voluntad, y a 茅l se opone la libertad, por la cual el hombre se deleita en hacer lo que quiere.
馃憠 El temor de Dios, al que se opone la costumbre de pecar, que implica el desprecio de Dios.

Por ello la humildad, es la virtud moral por la que el hombre reconoce que de si mismo solo tiene la nada y el pecado. Todo es un don de Dios de quien todos dependemos y a quien se debe toda la gloria. El hombre humilde no aspira a la grandeza personal que el mundo admira porque ha descubierto que ser hijo de Dios es un valor muy superior. Va tras otros tesoros. No est谩 en competencia. Se ve a s铆 mismo y al pr贸jimo ante Dios. Es as铆 libre para estimar y dedicarse al amor y al servicio del Se帽or!… (Fuente: #CatholicNet) #ElPecado #PecadoMortal #PecadoVenial #Imperfecciones #LosSietePecadosCapitales #LaSoberbia #TiempoDeReflexi贸nYCorrecci贸n #BienCom煤n #Crecimiento #Superaci贸n #Trascendencia #Evoluci贸n #Evangelizaci贸n2.0 #ResponsabilidadSocial #VienenMejoresTiempos #NuevosTerrenos #LaVirgencitaYDiosUnoYTrinoSonBuenos 馃憤馃挒馃檹鉀煔ヰ煋凁煋勷煔ヰ煒氿煈拣煒氿煈拣煒氿煈拣煒氿煒囸煈夝煈湆馃挀馃槉馃尲

Los comentarios est谩n cerrados