El Respeto de otrora y de nuestros días!… #2daVirtudHumana #ApéndiceDeLaJusticia 👍💞🙏😚👼😚👼😚👼😚😇🙋😊💖🌼

photostudio_1496818461868

 

🌼 Deuteronomio 1:16-17: “Y en aquella ocasión mandé a vuestros jueces, diciendo: “Oíd {los pleitos} entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre un hombre y su hermano o el forastero que está con él. “No mostraréis parcialidad en el juicio; lo mismo oiréis al pequeño que al grande. No tendréis temor del hombre, porque el juicio es de Dios. Y el caso que sea muy difícil para vosotros, me {lo} traeréis a mí, y yo lo oiré”.

🌼 Éxodo 23:2-3: “No seguirás a la multitud para hacer el mal, ni testificarás en un pleito inclinándote a la multitud para pervertir {la justicia}; tampoco serás parcial al pobre en su pleito”.

🌼 Levítico 19:15: “No harás injusticia en el juicio; no favorecerás al pobre ni complacerás al rico, {sino que} con justicia juzgarás a tu prójimo”.

🌼 1 Pedro 2:17: “Honrad a todos, amad a los hermanos, temed a Dios, honrad al rey”.

En concordancia a lo señalado en las Sagradas Escrituras sobre el Respeto, la reflexión del Dr. Luis Gomez al respecto, les cito el siguiente texto: “Uno de los valores que hemos dejado de practicar y enseñar es el Respeto. El Respeto es un valor cívico, educativo, moral y espiritual.

Ya lo adelante, es lamentable decirlo, pero es una verdad. En este siglo XXI en que Dios nos ha permitido vivir, el valor del respeto y la educación se ha perdido casi en su totalidad. Aun hay un remanente que disfrutan al practicar el respeto ante los demás. Respeto tiene que ver con el reconocimiento de la otra persona, que según la Biblia debe ser considerado como superior a uno mismo. Respeto tiene que ver con la honra que doy a las personas que se lo merecen, y todos merecen ser reconocidos por ser creaturas de Dios. Honrar es pesar el valor de una persona y en base a ello dar el reconocimiento. Por ejemplo, la Biblia dice: “Honra a tu padre y a tu madre porque este es el primer mandamiento con promesa para que te vaya bien y seas de larga vida”. El respeto, el reconocimiento, la honra y el buen trato que damos a los demás nos recompensa con una vida de paz, de reconocimiento y de futura honra.

En el pasaje de la Biblia 1 Samuel 20:24: David dijo “se turbo su corazón” porque corto la orilla de su manto y dijo: “El Señor me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, el ungido de Dios, que yo extienda mi mano contra él, porque es el ungido de mi Señor”. En seguida se fue a una cumbre y con sus palabras dio la moraleja, quien teme a Dios, reconoce a los demás como seres humanos, dignos de respeto, honra y buen trato y basados en la Biblia como superiores a uno mismo. Por lo tanto, los respeta en todo tiempo y no busca su mal como ocasión de venganza, sino que en todo tiempo los respetará. Aun a la distancia, David hizo reverencia ante el rey, demostración de respeto en palabra, hecho y acción!…

Hay desilusión en mi corazón al ver la sociedad en que vivimos, hay decadencia moral, educacional y de respeto. En las escuelas, estudiantes faltan el respeto a sus maestros, a sus compañeros, pero también hay maestros que no respetan a sus alumnos, a sus colegas y a sus principales y a los padres de los estudiantes. En los hogares, los hijos gritan con voz al cuello a sus padres exigiéndoles que les complazcan sus gustos y caprichos y los padres faltándole el respeto a Dios se los complacen. Pero también hay padres que no respetan a sus hijos al no escucharlos, al no estar pendientes de ellos, al no darles un buen ejemplo, al dejar que en la casa haya desorden, gritos, peleas, practica de hábitos peligrosos o contra la moral. El respeto se adquiere, se recibe y se gana, pero nosotros los cristianos debemos respetar a los demás porque la Biblia así nos lo enseña.

En las iglesias, faltamos respeto a Dios con la impuntualidad, al mascar goma mientras predica el pastor, al hablar a espaldas de los demás, al asistir a la iglesia con actitudes de arrogancia, indiferencia, y poco deseo de hablar o participar. Cuando dejamos que otra persona continúe en el pecado y no hacemos nada para que no de mal testimonio. Hay falta de respeto de los pastores hacia sus ovejas al tratar de aprovecharse de ellas, al tratarlas con indiferencia, al dominarlas con intereses personales, al no buscar el bien de ellas. Pero también hay ovejas o miembros en las iglesias que le faltan el respeto al pastor, y la Biblia dice que los pastores son dignos de doble honra, porque Dios los ha puesto ahí y por la función que ellos tienen. Dios pedirá cuenta a los pastores por la labor que ellos hacen, si engañan, si manipulan, si se aprovechan, si maltratan, si hacen las cosas no para honrar a Dios, ellos darán cuenta (Hebreos 13: 7,17, 2 Tes. 5:12-13).

El respeto se demuestra al levantar la mano para pedir la palabra, al ceder el asiento, cuando ayudamos a una persona a cruzar la calle, al recoger el objeto que se le cayó a la otra persona, al no hablar de las personas cuando no están presentes, al no decir palabras groseras contra otra persona, al no falsificar un documento. Cuando sonreímos, cuando participamos, cuando ayudamos, cuando cumplimos con los deberes, cuando defendemos el evangelio con amor, sabiduría y reverencia. Cuando nos ponemos de pie al escuchar el himno nacional, y cuando no responde, ni ve mal al anciano que no camina repite o repite lo mismo, etc.

Mis hermanos, nunca es tarde para mejorar, y nosotros los hijos de Dios debemos ser ejemplo de la practica y la enseñanza sobre el respeto a los demás. No hay mejor manera para estar en paz con los demás, para honrar el nombre de Dios, para embellecer el evangelio que a través de practicar y enseñar el valor del respeto. Respete para ser respetado, pero antes que lo respeten a usted, respete usted a los demás. Respete a los niños, respete a los adolescentes, respete a los jóvenes, respete a los adultos, respete a los ancianos y todos lo respetaran a usted (1 Ti. 5:1-3).

Según sea la siembra, asi es la cosecha, si siembras respeto, consechas respeto. Si respetas a Dios en tu corazón, lo más seguro es que respetarás a los demás en cada ocasión!…”.

Dios es digno de gran respeto. Está en la Biblia, Éxodo 3:5, “Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es”.

La Palabra de Dios también nos enseña a tratar a todos con amor y respeto (Mat. 8:2, 3). A todos nos ha afectado de una u otra manera la herencia del pecado de Adán. ¿Sentiría usted que se le respeta si los demás siempre lo identificaran por sus defectos? Ó ¿Le gustaría más que se le reconociera por sus muchas cualidades positivas? En cualquier caso, cuando respetamos la dignidad ajena, se fomenta un ambiente que facilita el intercambio de ideas! Una actitud respetuosa nos permitirá siempre, actuar en forma adecuada, teniendo consideración con el otro y honrarlo por su propia dignidad humana!…

El respeto es un requisito cristiano que contribuye a crear las circunstancias propicias para que los oyentes, acepten las verdades bíblicas que les transmitimos con espíritu de servicio!… #LasVirtudes #VirtudesHumanas #LaJusticia 👉 #ElRespeto #RegaloQueElEspírituSantoNosDa #SuIntenciónEsAlcanzarLaSantidad #EnseñanzasDeJesús #LeyEvangélica #NuevoTestamento #LosEvangelios #LaBibliaEsPalabraQueDaVida #EspírituSanto #BienComún #Crecimiento #Superación #Trascendencia #Evolución #Evangelización2.0 #ResponsabilidadSocial #VienenMejoresTiempos #NuevosTerrenos #DiosEsBueno 👍💞🙏⛪🚥📃📄🚥😚👼😚👼😚👼😚😇👉👪✌💓😊🌼 🙏💖👸💫🌟💫

Los comentarios están cerrados