La Justicia!… #2daVirtudHumana 👍💞🙏😚👼😚👼😚👼😚😇🙋😊💖🌼

IMG_20170607_030457_195

 

Las virtudes morales se adquieren mediante las fuerzas humanas. Son los frutos y los gérmenes de los actos moralmente buenos. Disponen todas las potencias del ser humano para armonizarse con el amor divino!…

El Padre Antonio Rivero, nos explica la definición y las características de la segunda Virtud Humana 👉 La Justicia, a continuación: “La justicia es la virtud moral que consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido. La justicia para con Dios es llamada la virtud de la religión. Para con los hombres, la justicia dispone a respetar los derechos de cada uno y a establecer en las relaciones humanas la armonía que promueve la equidad respecto a las personas y al bien común. El hombre justo, evocado con frecuencia en las Sagradas Escrituras, se distingue por la rectitud habitual de sus pensamientos y de su conducta con el prójimo. “Siendo juez no hagas injusticia, ni por favor del pobre, ni por respeto al grande: con justicia juzgarás a tu prójimo” (Lv 19, 15). “Amos, dad a vuestros esclavos lo que es justo y equitativo, teniendo presente que también vosotros tenéis un Amo en el cielo” (Col 4, 1).

La justicia busca dar a cada uno lo que le corresponde, en todos los órdenes de la vida y del bien. El justo busca lo que es correcto, sin parcialidades, sin egoísmos. Esta virtud implica un gran desprendimiento de sí, una gran objetividad y una actitud a salir de uno mismo, para buscar y realmente otorgar lo que es correcto a los demás. Por eso se dice en la Biblia que esta virtud es muy propia de Dios, porque Dios no es egoísmo, sino Bien verdadero, no es capricho, sino Verdad.

Es muy difícil encontrar a un hombre justo, porque a cada paso nos vemos condicionados por mil presiones e intereses; a la hora de repartir es muy difícil ser objetivo y justo, preferir a los demás, dándoles lo que les corresponde (aunque no lo sepan o no lo reivindiquen con amenazas), por encima de lo que yo podría aprovechar para mí, para mis intereses, o para mis amigos y familiares. Muchas veces entendemos mal la justicia, como si fuera únicamente la reivindicación de lo que a mí me corresponde. Ante todo es preciso purificar la intención y desprendernos de nosotros mismos: la justicia es básicamente la actitud de buscar el bien verdadero y objetivo de los demás. Y supone salir de uno mismo, no pensar en la propia ventaja. Esta actitud nos permitirá ver con objetividad también lo que nos corresponde a nosotros. Así la justicia es realmente “vivir la verdad en la vida”, y es la base fundamental para “vivir todo por amor”.

Aunque la justicia no agota el amor, tal como la hemos presentado, es actitud indispensable para el amor. Solamente un corazón desprendido de sí, abierto a los demás y dispuesto a entregar lo que le corresponde, tiene la capacidad de amar, entregando aún más de lo que es debido. El amor se construye sobre la justicia y es una continuación de la misma actitud de procurar el bien de los demás (querer bien), incluso una superación hacia más; de lo contrario el amor corre el riesgo de ser un afecto impregnado de egoísmo (que se puede manifestar en querer poseer indebidamente al otro, en autocomplacencia, deseo de ser considerado, sentirse indispensable, humanitarismo vanidoso del que quiere sentirse realizado, etc.).

La actitud de justicia es sin duda también un don de Dios, que se ve iluminado por el don de la caridad. La virtud de la caridad y/o el amor, colabora sobremanera a la práctica de la virtud de la justicia y, a la vez, el hombre justo es el más indicado para recibir la virtud de la caridad y/o el amor y el don de la santidad: “Cristo nos ha dejado el mandamiento del amor al prójimo. En este mandamiento se encierra todo lo que concierne a la justicia. No puede haber amor sin justicia. El amor desborda la justicia, pero, al mismo tiempo, encuentra su verificación en la justicia. Hasta el padre y la madre, cuando aman al propio hijo, deben ser justos con él. Si vacila la justicia, también el amor corre peligro” (Juan Pablo II, 8-XI-1978)”. (Fuente: #CatholicNet) #LasVirtudes #VirtudesHumanas #LaJusticia #RegaloQueElEspírituSantoNosDa #SuIntenciónEsAlcanzarLaSantidad #EnseñanzasDeJesús #LeyEvangélica #NuevoTestamento #LosEvangelios #LaBibliaEsPalabraQueDaVida #EspírituSanto #BienComún #Crecimiento #Superación #Trascendencia #Evolución #Evangelización2.0 #ResponsabilidadSocial #VienenMejoresTiempos #NuevosTerrenos #DiosEsBueno 👍💞🙏⛪🚥📃📄🚥😚👼😚👼😚👼😚😇👉👪✌💓😊🌼 🙏💖👸💫🌟💫

Los comentarios están cerrados