El verdadero significado de la sumisión, en este Día Internacional Contra la Violencia de Género Mode On!… ✋💓🙋😙👼😙😇🙏💞😊

photostudio_1480116432556

 

Una pizca de bondad puede extenderse un buen trecho. Se disemina como las ondas de agua en una piscina. Mete el dedo de tu pie en el agua y verás que las ondas alcanzan el otro extremo de la piscina, rebotan en la orilla opuesta y regresan hacia ti. Para cuando te alcancen, las pequeñas ondas se ven diferentes a las originales que tú enviaste, pero son ondas sin duda.

Bueno, pues es lo mismo con la bondad que difundimos cuando nos sometemos nosotros mismos a alguien más. Este es el significado detrás del mensaje de la primera lectura de hoy, que es una de las lecturas de la escritura recomendada para las bodas. Muchas parejas deciden no utilizar esta escritura debido a que la interpretan mal. La leen aparte del Evangelio y asumen que dice que la esposa es inferior al esposo y que las esposas siempre deben de abandonar sus propios deseos y metas cuando los conflictos surgen entre ellos.

Esto está alejado de la verdad, como lo establece claramente San Pablo cuando describe el papel del esposo en el matrimonio. Para un hombre que ama a su esposa como Cristo ama a la Iglesia, tiene que ser un amante que a la vez es un sirviente. Eso es a lo que la esposa se debe someter: ¡A ser servida de la misma manera, como Cristo nos sirve!

El esposo, como cabeza de familia, es el sumo sacerdote del hogar, haciendo auto sacrificios como hizo Jesús. Él es llamado a ser el buen pastor, que pastorea a su familia hacia campos exuberantes en alimento espiritual, igual que Jesús el Buen Pastor. Él debe ser un proveedor amoroso que se ocupa de las necesidades de su familia, y debe ser como el santo profeta que les lleva la sabiduría divina – igual que Jesús.

Esto es a lo que se debe someter la esposa, y nada más. Si el esposo trata a su esposa de esta manera, ¡es obvio que ella querrá someterse bajo su cuidado sacerdotal! Yo sé que en mi papel de esposa soy más capaz de alcanzar mi más alto potencial cuando mi querido esposo Ralph está siendo como Cristo para mí. Igual en mi papel como directora ejecutiva de Ministerios Buenas Nuevas: si no es por los sacrificios ofrecidos con amor por Ralph, yo no hubiera tenido la libertad para edificar Ministerios Buenas Nuevas, como lo he hecho.

El matrimonio no es una relación desgarradora de quien es más o es menos; es igualdad plena en el amor verdadero. Somos Cristo el uno para el otro. La sumisión santa significa respeto mutuo y cooperación.

Cuando un esposo no se comporta como Cristo con su esposa, ella no tiene la obligación de someterse a los pecados o mundanidad de él. Ella está llamada aún a amarlo y a hacerle el bien, pero si él es abusivo o infiel, ella lo puede amar a la distancia.

El mismo principio de Efesios 5 se ajusta a otras relaciones que comprenden un mando: parroquianos y sus sacerdotes, empleados y sus jefes, ciudadanos y jefes de gobierno, niños y sus padres. Cada persona con autoridad sobre nosotros está llamada a ser Cristo para nosotros, y nosotros estamos llamados a ser sumisos con cualquiera que sea como Cristo. (Por: Terry A. Modica 2016) #NiConElPetaloDeUnaRosa #25DeNoviembre #DíaInternacionalContraLaViolenciaDeGénero #OnuMujeres #RespetoYConsideración #IgualdadDeCondición #LosDerechosHumanosNoPuedenSerVulnerados #CeroMaltratoFísico #CeroMaltratoPsicológico #ContactoCeroConElAgresor #RespetateValorateYÁmate #ElAmorNoEsControl #ElAmorEsConexión #ElAmorNoAta #ElAmorEsLibertadYConfianza #ElAmorNoEsEgoísta #ElAmorDemuestraEmpatía #ElAmorEsRespetoYFidelidad #ResponsabilidadSocial #UnMundoMejorSeConstruyeConAmor #GodIsLove 👍💞🙏🙋

Los comentarios están cerrados