Ser Valientes Es Una Orden De Dios!… 👍💖💃🙌💓💃🙌💓👉😄🌟💫🌄

IMG_20160914_005653

 

Josué 1: 5 Al 9.
5 “Durante todos los días de tu vida, nadie será capaz de enfrentarse a ti. Así como estuve con Moisés, también estaré contigo; no te dejaré ni te abandonaré.
6 »Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados.
7 Sólo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No te apartes de ella para nada; sólo así tendrás éxito donde quiera que vayas.
8 Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito.
9 Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará donde quiera que vayas”.

Creemos que el Espíritu Santo se esta moviendo de una forma poderosa y el ser valiente no es un opción sino una decisión de obedecer, a la Palabra de Dios.

Y el ser valientes será el rasgo que caracterizará a la Iglesia, pues somos y seremos una Iglesia guerrera y de conquista.

En el libro de San Juan, 18:36, Jesús dejo en claro que su Reino no es de este mundo, y según las normas del Reino de Dios trajo paz a la tierra, pero a la vez vino para hacer guerra espiritual contra las fuerzas invisibles de maldad.

En el mundo espiritual Cristo consiguió la paz por medio de un gran conflicto espiritual con el diablo, se desató una guerra sin precedentes y el resultado fue Cristo Coronado como el Señor, recibiendo autoridad de Dios Padre sobre todo nombre que se mencione en el cielo, la tierra y debajo de la tierra.

Y hoy por medio de su Iglesia, El quiere demostrar visiblemente esa victoria.

(…)La lucha del cristiano es una lucha constante contra el diablo y sus demonios, los enemigos sobrenaturales.

Dios es un Dios de propósitos, y a través de este entrenamiento constante quiere enseñarnos lecciones que de otra manera no podríamos aprender.

Estas enseñanzas son:

Dios gobierna espiritualmente sobre todo en el cielo, la tierra y debajo de la tierra, y quiere tener un pueblo que reine en este mundo.
Dios es un Dios de victoria y quiere tener un pueblo vencedor.
3-Dios se deleita en mantener a sus enemigos espirituales bajo sus pies hasta que llegue el tiempo de la derrota final, y anhela que esa misma autoridad se refleje en su Iglesia.

Por lo tanto los enemigos del creyente tienen una sentencia de derrota y destrucción final de parte de Dios.

Han sido vencidos totalmente por Cristo en la cruz del Calvario, pero debido a que Dios lo dispuso, todavía permanecen activos y latentes para que la Iglesia de Cristo pelee la buena batalla de la fe derrotándolos ves tras ves, día tras día.

Este es el deleite de nuestro Señor, ver derrotados una y otra vez a sus enemigos.

¡Bendito sea nuestro Gran Dios pues es todopoderoso y tiene toda autoridad sobre el cielo y la tierra!

Ahora, entendemos que tenemos que estar en una lucha diaria, pero la tendencia natural es no querer luchar porque esto implica, esfuerzo, sacrificio, cansancio…

Pero en el mundo espiritual si no luchamos y vencemos, seremos vencidos.

En la lucha espiritual no existe el empate o la igualdad.

El cristiano que es pasivo es un cristiano destruido, tenemos todo para vencer, pero si somos pasivos nuestro enemigo el diablo, puede poner en nosotros un espíritu de cobardía que viene disimulado de dos maneras:

1-A través de la IGNORANCIA de la guerra espiritual, algunas personas idearon una vida cristiana sin guerra espiritual, cuando en realidad la Biblia nos enseña que no xiste cristianismo sin conflicto espiritual.

2-A través de la APATIA, es decir, la negación a involucrarse en la lucha espiritual.

Muchos cristianos temerosos piensan que ignorando el tema de la guerra espiritual el enemigo no se meterá con ellos, otros argumentan los excesos que existen y los peligros de involucrarse en la lucha espiritual.

Tanto el creyente ignorante como el apático, de una u otra manera, son soldados derrotados e ineficientes para vencer en la guerra espiritual.

Lo opuesto a la valentía y al esfuerzo, es la cobardía y la apatía espiritual.

El espíritu de cobardía se origina cuando el creyente desobedece a Dios y su Palabra, impidiéndole al Señor ungirlo con la Unción de Valentía.

Dios considera la cobardía espiritual como desobediencia, la cual siempre trae sus consecuencias.

La cobardía trae un efecto paralizante sobre la persona, el libro de Joel 3:9 nos enseña que aun los valientes pueden dormirse si se descuidan.

9 Proclamad esto entre las naciones, proclamad guerra, despertad a los valientes, acérquense, vengan todos los hombres de guerra.

Es por esta razón que Dios nos alienta a prepararnos para la guerra, y que necesitamos estar equipados con valentía para despertarnos, atacar y vencer al enemigo.

Algunos creen que no son aptos para esta tarea.

Miremos 1 Samuel 22: 2.

2 “Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres”.

La Palabra señala aquí que un grupo de hombres descalificados, despojados, gente perdedora y cobarde, se juntaron con el valiente David.

Estos hombres se transformaron a través de un proceso en los valientes de David.

¿Cómo pudo pasar esto, como pudo ser posible?

El Espíritu Santo puede transformar a un cobarde o a una persona descalificada en un valiente espiritual.

El espíritu de poder es el espíritu de valentía, que llena la vida de un creyente de autoridad sobrenatural para realizar lo imposible para la gloria de Dios.

Según 2 Timoteo1:7 dice la Palabra “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder,(o valentía) de amor y de dominio propio”.

Colosenses 1:29 dice, “para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí”.

La palabra luchando del griego agonizomai, significa lucha esforzada con perseverancia.

La vida de David es un ejemplo de alguien que fue obediente y lleno de valentía.
Analicemos por un instante la vida de David.
Primero debemos observar que fue un ser olvidado y desconocido
A- 1 Samuel 16: 11 nos enseña que “ era el mas insignificante y menos calificados entre sus hermanos”, “era el menor”… “el olvidado”…
No era nada especial, era uno mas del montón, si te sentís de esa manera déjame decirte, que estás en proceso de transformarte en un valiente espiritual, Dios siempre toma lo que no es para avergonzar a lo que es.

1 Corintios 1:27 al 29.
27 “Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos.
28 También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es,
29 a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse”.

B- Era pastor, cuidador de ovejas.
Esa era una tarea común y rutinaria de la época.

C- En 1 Samuel 17:37, Cuidaba las ovejas y las defendía peleando contra el león y el oso.
Podemos decir que fue entrenado en la sencillez de la practica diaria, pelando contra el oso y el león, de esto NADIE SABIA NADA.

La perseverancia es la señal segura de alguien que ha sido ungido con la unción de valentia.

Hoy deseo que te pongas de pie en el nombre poderoso de Jesús, quién derrotó al demonio en la cruz!…

Es mi oracion que seas lleno de valentía espiritual, para que puedas alcanzar bendición hasta que sobreabunde en ti, Jesucristo te guarde hoy y siempre!… Amén!!… #osvaldodíaz #diosllenatuespíritudevalentía #cerocobardía #graciasportuayudaseñorabonita #elseñorsiempreseanuestraluzynuestraguía #bendiciones #pazinterior #dulcessueñosmodeon 👍💖🙏💃🙌👋🙌💃🙌👋💓😄🌟💫💫

Los comentarios están cerrados